Puede que tengas ojeras, no por falta de sueño sino porque te desmaquillas MAL.

¡Ay, las ojeras! Sean marrones o azuladas, siempre son uno de los problemas beauty que más quebraderos de cabeza nos dan y aunque hemos encontrado un corrector que es capaz de taparlaslo suyo sería que no tuviésemos que recurrir al maquillaje cada mañana para poder llegar con buena cara al trabajo, ¿verdad?

Pues, si eso es lo que estás buscando, toca atacar el problema de raíz y empezar a analizar los motivos por los que todas las mañanas te levantas como un lindo oso panda.

 ¿Por qué salen ojeras?

Aquí se juntan una serie de catastróficas desdichas que ríete tú de Lemony Snicket. Para empezar, la piel de debajo de los ojos es súper fina, mucho más fina que la piel del resto de la cara aunque no lo parezca a simple vista. Además, es un área en la que los niveles de colágeno son menores, por lo que puede darse de sí con mayor facilidad (de ahí que sea tan fácil que también a veces nos levantemos con bolsas e hinchazón bajo los ojos).

También existen otros factores contra los que no podemos hacer nada, como la genética (aquí la que escribe tiene ojeras hasta en sus fotos de bebé, de ahí mi obsesión por encontrar un corrector que las cubra) o problemas relacionados con los riñones o la tiroides.

Lo que sí puedes hacer

Pero también existen factores muy importantes a la hora de mantener las ojeras bajo control en los que sí que podemos intervenir para mejorar su aspecto. Desde controlar nuestra dieta reduciendo el consumo de sal y comiendo de forma más equilibrada, hasta reducir el consumo de bebidas alcohólicas, dejar de fumar y, por supuesto, dormir de 7 a 9 horas todos los días. Lo que es llevar la vida sana y saludable con la que todos soñamos a primeros de año al hacer nuestros propósitos.

Un gesto que se te escapa

¿Cómo? ¿Que ya te cuidas como nunca y aun así las tienes? Pues, si también has descartado la opción de la genética, y no están relacionadas con un problema de salud, a lo mejor lo que tienes que hacer es revisar tu ritual de belleza, más concretamente la forma en la que te desmaquillas y empezar a hacer pequeños cambios.

Y es que, si eres de las que se vuelve loca con los algodones empapados en agua micelar, o las toallitas cuando te desmaquillas los ojos, deberías tomártelo con más calma. Como hemos comentado antes, la piel de esta zona es tan fina que el frotarla en exceso puede hacer que los pequeños vasos sanguíneos se rompan y den lugar a esos círculos azulados y morados que nos hacen la mirada tan triste y cansada.

Lo que sí puedes hacer 

Llegados s este punto, más vale gastar tres o cuatro discos de algodón que usar solo uno y olvidarte de tener una mirada bonita y fresca. Por eso, para desmaquillarte los ojos, apuesta por fórmulas suaves como el agua micelar o los aceites. Empapa un algodoncito en tu producto desmaquillante favorito y pósalo sobre el ojo cerrado durante unos segundos antes de arrastrar para llevarte el producto. Así reducirás la fricción en la zona y no correrás el riesgo de que los vasos sanguíneos se rompan.

Y, por supuesto, busca un contorno de ojos que refresque la zona y te ayude a fingir que has dormido toda la noche como un bebé. Verás como en unas semanas te despides de tus ojeras para siempre.

  • Show Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads

You May Also Like

Sabes como lidiar Con La Ansiedad Y Presión Profesional?

“Grandes cosas pasan un día a la vez” Hay personas que suelen abarcar mas ...

Read Kesha’s Poignant Essay About Celebratory New Song ‘Woman’

  Kesha asserts her independence on “Woman,” a funk-laden new song from her upcoming RainbowLP. ...

Miley Cyrus Playfully Embraces Change in New “Younger Now” Music Video

According to Miley Cyrus, “no one stays the same.” If there’s anyone who can understand ...

Felipe Peláez junto a Maluma presenta su éxito “Vivo Pensando en ti”

  Felipe Peláez y Maluma se reúnen por segunda vez, después de haber grabado juntos ...

Travel Journal: una manera diferente de narrar tus viajes.

Hay viajes espontáneos y viajes que llevan meses de preparación, viajes de pocos días ...